Aprovechemos la magia de las fiestas para transformar los alimentos que pueden sobrar!

Todos los años nos pasa lo mismo, llega Navidad y Año Nuevo y nos sobra comida! La heladera termina llena con tuppers propios y ajenos. ¿Qué hacemos? Muchas veces volvemos a comer lo mismo al otro día, pero tal vez queremos algo más liviano o distinto a lo que ya comimos, por eso acá te proponemos opciones.

Cómo conservar la comida

cone casserole on table

Congelar, siempre teniendo en cuenta algunas consideraciones.

  • Elegir el recipiente hermético.
  • No usar recipientes de cartón o de vidrio porque se pueden romper.
  • Separar carnes de vegetales u otros alimentos.
  • Colocar la fecha en que se congeló para poder llevar un control.
  • Dejar un espacio libre para la expansión de los alimentos.

Preparar otros platos, sí te quedó…

  • Carne o pollo, podés guardarlos en un recipiente hermético con un poco de caldo para que no se sequen. Después, se pueden hacer fajitas o utilizar como relleno para canelones. Para las fajitas solo tenés que cortar en tiritas la carne para saltear con cebolla, morrón y zanahoria bien condimentadas y unir todo.
  • Lechón, una idea es hacer unos ricos tacos. Desmenuza la carne y puedes agregarle un poco de comino y cilantro. Luego colocar sobre una tortilla dos o tres cucharadas de la carne. Agregarle lechuga, tomate, cebolla y queso rallado.
  • Ensalada condimentada, descartas la lechuga y con el resto (tomate, cebolla, zanahoria), lo cocinas sacándole el jugo y te queda una salsa para pizzas.
  • Tomates cortados o muy maduros, sirve para hacer una salsa de tomate casera para un estofado, pastas o pizza. Solo con pelar los tomates y cocinar con laurel, ajo y orégano está listo.
  • Papas cortadas, se puede preparar bombas de papa y queso o una rica tortilla de papa y vegetales.
  • Frutos secos, realizar unos deliciosos budines para el té.
  • Vegetales, ¿qué tal si te preparas unos ricos fideos y le agregas los vegetales salteados? Quedan bárbaros.
  • Pan, si está duro se pueden hacer unas tostadas con aceite de oliva y luego agregarles vegetales o fiambres que hayan sobrado: quedarán unas ricas brusquetas. Si es mucho lo que sobró se puede elaborar un budín de pan o congelar si aún está blando.

Ahora ya sabés, no tiramos nada y no es necesario volver a comer lo mismo al otro día. Tenés varias maneras de reutilizar lo que sobró en las fiestas y seguir disfrutando a full estos días.

Volver arriba

CONÉCTESE CON NOSOTROS

Siempre estamos buscando conectarnos con quienes comparten el interés en un futuro sustentable.

CONTÁCTENOS

Póngase en contacto con Unilever y equipos especializados o busque contactos en todo el mundo.

Contáctanos